Incentivar la producción y la investigación científica!!

Dr. Bazán: “El diseño de una sonrisa no es más que un planteamiento de la sonrisa ideal”

En segunda parte de entrevista, el experto señala cómo lograr la sonrisa ideal

“El diseño de sonrisa no es un tratamiento. Hay algunos odontólogos blogueros que consideran al diseño de sonrisa como un tratamiento y eso confunde no solo a los colegas sino a la población en general”, manifiesta el Dr. Juan Enrique Bazán Ponce de León. En ese sentido, el especialista en estética dental describe las implicancias que conlleva el diseño de sonrisa, la aplicación de carillas, el uso del escáner acial y el panorama para la odontología estética durante la crisis sanitaria, entre otros temas.

Por: Walter Romero Cuestas.

¿Cuáles son las fases por las que tiene que pasar un paciente para ponerse carillas?

Es una muy buena pregunta, porque de ello depende el éxito del tratamiento de las carillas de porcelana. El paso más importante es el diagnóstico, de tal manera que nosotros antes de colocar un juego de carillas de porcelana y cambiar la sonrisa tenemos que diseñarla. De esta forma, el primer paso es hacer un diseño. El diseño de una sonrisa no es más que un planteamiento de la sonrisa ideal, cómo es que yo espero dejar los dientes de este paciente luego del tratamiento final.

Es un paso uno, previo, en el cual el paciente tiene que ver la forma de los dientes. De un banco de varias sonrisas escoges la que mejor se va a la personalidad del paciente, salvo que sean actores, como ha ocurrido en mi clínica. Por ejemplo, vino una concursante de “Yo Soy”, imitadora de “Mon Laferte” y dijo: “Yo quiero la sonrisa de Mon Laferte”.

Así, le hicimos un diseño de la sonrisa, pero es muy fácil cuando tienes la foto de lo que quieres lograr. El reto real es hacer la sonrisa sin tener un referente y solamente armarla para la cara de cada paciente. Por ello, el diseño de la sonrisa es el primer paso.

Pero aquí viene un tema importante. El diseño de sonrisa no es un tratamiento. Hay algunos odontólogos blogueros que consideran al diseño de sonrisa como un tratamiento y eso confunde no solo a los colegas sino a la población en general. Entendamos bien, el diseño de sonrisa no es un tratamiento, es el primer paso para poder hacer un plan y lograr la expectativa del paciente. Es un paso previo a la ejecución de los tratamientos, no es un tratamiento en sí.

¿Qué más conlleva el diseño de sonrisa?

El diseño de sonrisa hace posible comunicarnos con los pacientes, con los otros especialistas y con el laboratorio. Además, nos permite ir modelando para que logremos la calidad en el resultado final, cómo es que queremos los dientes y finalmente cómo es que lo vamos a ofrecer cuando los dientes estén completamente terminados, de tal manera que el paciente no tenga una sorpresa al final cuando vea sus carillas.

Las carillas son el remedo de lo que se diseñó primero en 2D, lo que se hizo luego tridimensionalmente, lo que se realizó en la boca con un mock up, lo que fueron sus carillas provisionales y finalmente las carillas definitivas que sigan la misma estructura anatómica de todo lo anteriormente dicho y aceptado por el paciente.

¿Cuáles son las principales indicaciones y limitaciones para el uso del escáner facial en el diseño de la sonrisa?

El escáner facial es una herramienta que lo venimos utilizando hace aproximadamente tres años. El escáner facial se ha simplificado mucho. Antiguamente eran equipos caros y muy grandes. Ahora con un solo celular uno puede tener la imagen tridimensional de la cara del paciente para poder luego, con otros programas, hacer un montaje de la boca escaneada del paciente, de repente, una tomografía DICOM, etc. Así, se podrá hacer una planificación tridimensional para mostrar al paciente qué cosa es lo que podemos lograr con tal o cual procedimiento.

Definitivamente los escáneres faciales tienen una gran ventaja, pero la principal e importante es la comunicación con el paciente, con el laboratorio y con los demás especialistas para lograr la sonrisa que estamos esperando.

La limitación sería un poco el costo, porque no todos tenemos la oportunidad de tener toda esta tecnología a la mano. Un escáner intraoral es más caro aún, el escáner facial no tanto. Los programas para poder elaborar los diseños a lo mejor lo podemos hacer con un laboratorio, en fin, hay siempre un camino para lograrlo.

¿Cómo observa el panorama para la odontología estética durante esta crisis sanitaria?

Yo creo que la odontología estética tiene su mejor oportunidad para poder desarrollar todo lo que tenía tal vez un paciente planeado hacer en algún momento de su vida. Porque si vamos a continuar con las mascarillas, éstas son el excelente pretexto para que el odontólogo pueda hacer los tratamientos que desee el paciente sin necesidad de exponerlos. Es más, el paciente es quien lo enfoca así.

Es importante también recordarles a toda la comunidad que es bueno que la persona tenga su boca cubierta contra la enfermedad, pero también es vital tener una boca sana. Tú no puedes tener una boca enferma cubierta por una mascarilla que lo único que va a hacer es un círculo vicioso de daño para la cavidad bucal y el organismo, de tal manera que es una excelente oportunidad.

Yo no sé por qué las autoridades del colegio odontológico no han tomado esta iniciativa que les planteé al inicio de la pandemia en el cual se haga una gran promoción de la salud oral obligando a que todos vayan a los dentistas para que se resuelvan ahora los problemas de salud oral, evidentemente cuidando todos los protocolos tanto del paciente como del odontólogo.

¿En este escenario cómo actúan los protocolos de bioseguridad y las capacitaciones?

En mi clínica por ejemplo utilizamos el agua ozonizada, el spray que sale de la pieza de mano al que muchos le tienen un temor. Yo trabajo con mucha confianza porque el agua que sale de mi turbina es agua ozonizada, es agua con O3, el cual es un potente bactericida, viricida, fungicida también.

Este líquido lo usamos para que el paciente se enjuague la boca antes de los tratamientos odontológicos, 30 segundos. Los lavados lo hacemos con agua ozonizada. La jeringa triple y el ultrasonido utilizan dicho líquido. Lo utilizamos de muchas maneras para proteger los equipos de alta succión para el spray. Los protocolos nos permiten mantener el cuidado del profesional y el paciente, significa respetar el 100%.

Adicionalmente ofrecemos a los pacientes el uso del UV en el tapaboca mientras están haciendo el tratamiento dental. Así, la mascarilla vuelva a su boca libre de gérmenes y bacterias. Entonces, el protocolo ha cambiado y no creo que haya una marcha para atrás.

Estoy seguro que mucha gente aprendió a escribir en sus celulares y difícilmente agarrará una hoja y un papel para tomar nota de algo. Lo mismo ocurre con la odontología, los pasos que se han dado ya no van a ser reversibles.

La educación a distancia de los cursos que damos en odontología estética, pienso que se ha acelerado una década. Las teleconferencias que estaban planeadas para poder tenerlas en diez años la hemos tenido que implementar en menos de tres meses y de una manera exitosa porque los alumnos están participando muy activamente en los cursos a distancia. A través de la tecnología de la realidad virtual tienen la parte clínica frente a sus ojos.

Este y otros artículos los encuentra en la nueva edición de la revista VISIÓN DENTAL MAGAZINE. Suscríbase también en: ventas@visiondental.pe o comuníquese al 957999069 (WhatsApp).

Deja un comentario