Incentivar la producción y la investigación científica!!

Hipersensibilidad dental: etiología, diagnóstico y estrategia clínica

Por: Dra. Karen Pintado Palomino *

La hipersensibilidad dental es un trastorno frecuentemente relatado por los pacientes en la consulta odontológica. Esta condición puede conducir a problemas físicos y psicológicos en el paciente de no ser correctamente diagnosticado y tratado, generando un efecto negativo en la calidad de vida, especialmente en lo que respecta a la alimentación y al mantenimiento de una higiene dental óptima.

Según The Canadian Advisory Board (1), la hipersensibilidad dental ha sido definida como “un dolor agudo, corto y derivado de una exposición de la dentina en respuesta a un estímulo térmico, táctil, químico u osmótico, el cual no puede ser descrito como resultado de otra patología oral”. Los estímulos descritos causan un movimiento del fluido al interior de los túbulos dentinarios que excitan los mecano-receptores localizados en la periferia de la pulpa conllevando al dolor, el cual puede variar de intensidad desde un dolor leve hasta uno severo.

La literatura ha sugerido una etiología multifactorial de la hipersensibilidad dental (2), la cual puede resultar de la pérdida del esmalte dental por fricción, pérdida micro-estructural por fuerzas oclusales excesivas o traumas, por procesos de degradación química y/o ser resultado de una recesión gingival asociada a una exposición de superficies radiculares. Por ello, antes de considerar cualquier estrategia de tratamiento es importante identificar a los pacientes que puedan representar un factor de riesgo para la hipersensibilidad dental, tales como:

  • Personas que realizan la técnica de cepillado de forma enérgica.
  • Pacientes tratados previamente en el área de periodoncia.
  • Pacientes con trastornos de bulimia o de reflujo gastro-esofágico.
  • Pacientes con xerostomía.
  • Consumidores de alimentos/bebidas ácidas.
  • Pacientes exhibiendo recesiones gingivales (3).

El diagnóstico de la hipersensibilidad dental se basa frecuentemente en el reporte dado por el paciente y requiere exclusión de otras condiciones similares donde existe sensibilidad y dentina expuesta, tales como dientes agrietados, caries dental, fractura cuspídea, restauraciones con adaptación marginal deficiente. Por tanto, se trata de un diagnóstico por exclusión y todas las demás causas deben examinarse primero.

El tratamiento de la hipersensibilidad está basado en la remoción del factor etiológico identificado, asociado al uso de agentes desensibilizantes químicos o físicos. El manejo de estos agentes puede ser abordado como tratamiento ambulatorio o de consultorio y son clasificados según el mecanismo de acción: 1) Obliteración de los túbulos dentinarios, o 2) Bloqueo de la actividad neural ante el estímulo doloroso.

A continuación, la estrategia clínica para el manejo de la hipersensibilidad dental (4):

  1. Diagnóstico y tratamiento de los posibles factores etiológicos.
  1. En casos de sensibilidad leve a moderada: Instrucciones al paciente sobre la técnica correcta del cepillado dental e inicio del tratamiento ambulatorio. Por ejemplo, pastas dentales conteniendo calcio, potasio, flúor (por lo menos 1450 ppm) o arginina asociado a cepillos dentales de cerdas suaves.
  1. Si el dolor persiste, cerca de 2-4 semanas después del tratamiento ambulatorio y en casos de sensibilidad intensa o cuando uno o dos dientes están involucrados, iniciar tratamiento de consultorio el cual incluye: aplicación de gel a base de flúor fosfato acidulado, barniz de flúor, agente desensibilizantes a base de glutaraldehido, fosfopéptido de caseína de fosfato de calcio amorfo (CCP-ACP) o láser terapia.
  1. Visitas regulares de seguimiento para prevención de la hipersensibilidad dental.

Los cirujanos dentistas deben ser conscientes de la relevancia de un diagnóstico correcto que permita identificar el factor etiológico y excluir cualquier otra condición de dolor orofacial a fin de alcanzar un abordaje exitoso y el alivio eficaz de la hipersensibilidad dental.

 

 

 

Referencias bibliográficas 

  1. Canadian Advisory Board on Dentin Hypersensitivity. Consensus-based recommendations for the diagnosis and management of dentin hypersensitivity, J Can Dent Assoc 2003; 69: 221-226.
  2. Yoshizaki KT, Francisconi-Dos-Rios LF, Sobral MA, Aranha AC, Mendes FM, Scaramucci T. Clinical features and factors associated with non-carious cervical lesions and dentin hypersensitivity, J Oral Rehabil. 2017;44(2):112-118.
  3. Gillam DG, Orchardson R. Advances in the treatment of root dentine sensitivity-mechanisms and treatment principles, Endodontic Topics 2006; 13: 13–33.
  4. Davari A, Ataei E, Assarzadeh H. Dentin hypersensitivity: etiology, diagnosis and treatment; a literature review, J Dent (Shiraz). 2013;14(3):136-45.

* Dra. Karen Pintado Palomino

C.O.P 23304 / R.N.E. 2126
Cirujano Dentista. Universidad Andina del Cusco.
Especialista en odontología estética. Facultad de Odontología de Ribeirão Preto (FORP). Universidad de São Paulo (USP).
Magister en rehabilitación oral. FORP – USP.
Doctora en rehabilitación oral. FORP – USP.
Docente investigadora. Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica.

Este y otros artículos los encuentra en la nueva edición de la revista VISIÓN DENTAL MAGAZINE. Suscríbase también en: ventas@visiondental.pe o comuníquese al 957999069 (WhatsApp).

Deja un comentario